De partir partiendo

Me voy a la ciudad cruzada por cuatro ríos
Allá la cuarta historia me espera, como un cofre.
No de aquellos que juntan polvo, sino de los que siempre,
se abren y cierran con lo nuevo y lo antiguo.
Me voy a la cuarta historia que cierra el círculo
del tiempo, ese mío, nuestro, sueño ancestral,
de mariposas amarillas en Macondo.
Ciclos lunares, solares, infinita vida y muerte
contenida en fragmentos resistentes.

Me voy a la ciudad de los cuatro ríos
cruzada por la sensación de una sequía
larga y densa que termina. Me voy de ella.
Me permito dictar el inicio de las grandes cosechas
levantando mi brazo con el dedo índice,
lejos de las miradas de los otros
los de siempre, los que ponen su dedo sobre mí.
Sacaré mi cuerpo marcado, como un blanco de tiro,
Y me lo llevaré lejos, flotando leve.

Me voy firmando cuatro renuncias voluntarias
a la prisión que me jala por los cuatro puntos
cardinales, generacionales, nacionales, irracionales
Me voy, abandonando esta muda de piel
que les dejo para los reclamos y las recriminaciones
de quienes me tuvieron y querían otra cosa de mí.
De los tantos hijos que no he parido, y me lloran.
Me voy liviana y sin deudas, liviana y sin promesas.
Me voy para mí, por primera vez, y canto.

Me voy partiendo de mí y de lo que duele
dejar de abrazar, como naufrago a un madero.
Me voy de quienes llegaron a conocerme
y me han amarrado a este mundo en medio
de grandes tormentas y en pleno desierto
aliviaron mi sed hasta el amanecer.
Me voy de necesitarles, en las cuatro estaciones.
Parto, y para partir, parto,
llevando lo que quepa en el bolso de mano.

Anuncios

Para hacer brotar perlas

Hay que cultivar la delicada capa,
filtro de sol matutino
que envuelve acariciante
cuan hilo de seda, a la amada.

Y no este fusil atravesado
en la garganta que escupe
fuego nocturno en la cima
iracunda de la historia.

Perlas nacaradas, ámbar dulce,
sueño grácil de amapolas,
a la orilla de los causes,
a la espera del rocío.

Y no un delirio de justicia,
devenir muertos vivientes
asomados a la balacera
imaginando mundos distintos.

Para hacer brotar las palabras
como perlas de los arrecifes
hay que desviar la mirada
con la ceguera de los iluminados.

Polifonías de un Viaje

portada polifonias de un viaje.

Interior: Polifonias de un Viaje (pdf)

 

Zur2

Pensando el rumbo de nuestra Mayúscula TransAmérica

chojesus

Poesias y pensamientos

El Quinto Patio

Mi espacio personal, la dimensión de mi pensamiento crítico. Nada del otro mundo...

la llaga

POESIA EXPUESTA

Ciencias Libertarias

Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente. Entonces, ¿qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: «Esto es mío y no vuestro»? Piotr Kropotkin

El Quinto Patio

Un vistazo a la realidad, en pocas palabras...