Las huellas de los amantes

Se reescribe la historia propia como se desgrana una fruta

urgueteando entre los pliegues jugosos, dulces, ácidos, duros,

donde se acumularon gestos de otros a madurar con la fibra.

.

Desde bien temprano, una mañana de domingo, en medio de un desayuno
/servido a punto

se revela la necesidad de una cierta caricia, un cierto tipo de placer matutino

que jamás dejó de caminar entre el sopor que se deja caer tras las resacas,
/como una costumbre.

.

Macerándose entre imaginerías dispares y una majamama de ingredientes

arrancados todos a un tiempo siempre circular y arbitrario,

las huellas de los amantes, como venidas de otros mundos, se funden y me aroman.

.

.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ilka Oliva Corado
    Feb 11, 2014 @ 21:11:26

    “las huellas de los amantes, como venidas de otros mundos, se funden y me aroman.”
    Me encantó.
    Posdata: yo quiero verte fumar otra vez. 🙂

    Responder

  2. Pablo Pio
    Feb 11, 2014 @ 21:28:28

    Me encantó también y me hizo recordar la conversación acerca de la música y su huella…espero tomarme otro vino luego y tener más tiempo para hablar de lo humano y lo divino…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

chojesus

Poesias y pensamientos

El Quinto Patio

Mi espacio personal, la dimensión de mi pensamiento crítico. Nada del otro mundo...

la llaga

POESIA EXPUESTA

Ciencias Libertarias

Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente. Entonces, ¿qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: «Esto es mío y no vuestro»? Piotr Kropotkin

El Quinto Patio

Un vistazo a la realidad, en pocas palabras...

A %d blogueros les gusta esto: