Voces migrantes

Seguiste las pisadas que arrastraron
dejando huellas saladas y agridulces,
por los mismos senderos que antes
otras apagadas voces migrantes.
Entre dolores antiguos y constumbres
desde paisajes cotidianos,
cargada de ilusiones y las indispensables esperanzas.

No hay bolso donde quepa tanto pasado y tanto pueblo.

Cruzaste la enorme muralla tendida al sol
mientras tu cuerpo se volvía una sola gran llaga
ofrecida en pago al desierto, las alambradas,
la polvareda, los negociantes inescrupulosos de las fronteras.

Los propietarios agraviados con tu molesta presencia de pobre.

Vestiste ropa prestada, hablaste lengua ajena,
tragaste comida extraña, bebiste tu humillada servidumbre.
Los bolsillos rotos se te llenaron de monedas.
La boca se te llenó de silencios masticados
a punta de limpiar baños y cuidar crias ajenas.

El amor pagado es abundante en las casas con eco.

Rellenaste tu pequeña estancia con el ayer
mientras los días apuran hacia el olvido y las nostalgias.
Empapada de ese otro mundo, extraño y nuevo
como Alicia frente a la reina de corazones,
ahora sonríes a lo azaroso de tus presagios.

El dolor se solaza en la irónica empresa de si mismo.

Oliste en el viento foráneo otras miserias
y desnudaste los prejuicios que buscaron arrinconarte,
desde tu propio dolor te volviste fiera.
Tus colmillos crecieron agudos
para moder con rebeldía las hojas en blanco.

No hay etiqueta que ponga freno a tu caudal poetico.

Cuantas historias recorridas con los dedos
abrazadas con ternura bajo la caricia de tu vos cantarina.
Relatos que hacen palidecer cualquier ficción
y que remueven la estática venda de los ojos obstinadamente ciegos.

No hay una sola vida que no merezca ser contada.

Hiciste de tu habla, el habla de los silenciados,
de tu cuerpo, la carne de los atados al mundo,
desde donde gritar las miserias que los han estrangulado.
Hiciste de tus lágrimas el surco inagotable del dolor prestado.

No hay corazón más fecundo que aquel que se conmueve.

Desde tus soledades, abres nicho al encuentro de los abandonados
y mientras eres (sos) la ventana abierta por donde se filtran los pasados,
tu mirada dulce se envuelve en los aplausos que te dejan, una vez más,
acurrucada en tus evocaciones, mirando tu paisaje rentado.

Nos hay un solo migrante que no encarne en tus morenos labios.

.

.

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ilka Oliva Corado
    Ene 07, 2014 @ 01:23:22

    No sé ni cómo agradecer tan sutiles y fecundas palabras, me has dejado con la poesía a medias, mi pluma resiste de escribirla porque se ha quedado sentada en la única ventana que mi oficio de cronista tiene, dice que a admirar más allá de la tormenta invernal de este enero, al Sur que vos hacés visible en mi corazón, el mismo que me persigue, que busco, que abrazo, que vislumbro más allá del umbral de las fronteras…

    Palabras escritas con inocencia de mujer libertaria, con fuego de volcán despierto, con voz de trueno, con eco de aguacero, con ternura de crepúsculo de verano. Con madurez de caminante, de guerrera, con letal honestidad. ¿Qué puedo decirle a una ninfa del país de mis amores? Nada, nada que logre ni con todas sus letras, expresar lo que mi corazón migrante siente.

    Has dejado a mi corazón desnudo, ahora mirálo como lo has visto siempre cuando te llega a visitar. Besos.

    Responder

    • coteavello
      Ene 07, 2014 @ 01:35:05

      Ilka, querida Ilka. Se que en mis acercamientos de escritora al tesoro que cobija tu ser, ese hermoso y profundo modo de ser tuyo, ni siquiera logro rozar tanta riqueza. Pero se también que esa humildad que te caracteriza otorga valor a mis intentos porque eres capaz de reconocer a un corazón que se desnuda como el tuyo lo hace. Te reconozco hermana de pluma y de corazón. Gracias por el constante apoyo y por intentar verme, aun sin haberme visto. Un abrazo grande y lleno de cariño.

      Responder

  2. ana silvia
    Ene 07, 2014 @ 18:24:12

    palabras emocionantes y emocionadas…que identifican y se identifican con la querida Ilka…

    Responder

  3. Carlos Borlone
    Ene 11, 2014 @ 01:25:47

    En estos tiempos de globalización de libre economía de explotación, la migración se ha convertido mayoritariamente en movimiento de mano de obra, pero no siempre ha sido así (obviamente comparto tus palabras sobre aquel que debe ir a otro lugar para mejorar sus ingresos en casa, hay que solo la situación en Emiratos árabes unidos), está enraizado profundamente en el instinto humano, migrar es probablemente la herramienta del éxito de la especie humana.

    Si no se hubiera atrevido a salir de áfrica, si no se hubiera atrevido a cruzar el mar de Bering, si no se hubiera atrevido en recorrer la polinesia, viajar y viajar, enfrentar lo desconocido, y encontrarse con otros hermanos viajeros y crear nuevos pueblos y nuevas culturas.
    Creo profundamente en el derecho a migrar, es parte de la esencia humana, así como me genera un profundo rechazo el nacionalismo, que para mí es solo buscar una diferencia para odiar a otro.

    Responder

    • coteavello
      Ene 15, 2014 @ 05:58:23

      Oh, Carlos, sin duda, tienes mucha razón y concuerdo con cada una de tus reflexiones. Ahí hay mucho que analizar en profundidad, como ocurre con la idea de la otredad humana para la conformación de identidad en torno a un nosotros que aprovecha tan bien el nacionalismo y otros “ismos”. Bueno, te cuento que este poema en especial lo escribí pensando en la historia de vida de una poeta maravillosa a quién respeto y admiro mucho por las formas en que ha resignificado sus propias circusntancias de migrante y de humana crítica frente a las injusticias, también por la forma en que ha logrado dar a conocer mediante sus denuncias a muchas personas, situaciones muy brutales que ocurren en forma para nada aislada en torno a este tema. Ella me conmueve y me acerca a esas experiencias de otros y otras… Muchas gracias por leerlo y por tus comentarios. Saludos fraternos.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

chojesus

Poesias y pensamientos

El Quinto Patio

Mi espacio personal, la dimensión de mi pensamiento crítico. Nada del otro mundo...

la llaga

POESIA EXPUESTA

Ciencias Libertarias

Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente. Entonces, ¿qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: «Esto es mío y no vuestro»? Piotr Kropotkin

El Quinto Patio

Un vistazo a la realidad, en pocas palabras...

A %d blogueros les gusta esto: