Mujer de lágrimas

Te vas, siempre te vas.
Arrastras tu historia como quien es perseguido
por su destino y sus presagios
para volver incontables veces hasta la cuna,
los besos y los abrazos.
Te vas buscando perderte y olvidar,
y el camino es tu único y último dueño.

Todas las casas, todos los cuartos,
los cuerpos anhelantes de encuentro.
Todos los bares, todas las noches,
La ciénaga de desterrados y olvidados
son tu permanente bienvenida al mundo.
Ahí donde no es necesario explicar
y las miserias se disfrazan de jolgorio.

Hablas, hablas, hablas, porque callas;
porque la espesa nube de recuerdos
y sonidos que aun laceran la carne viva,
la ráfaga de imágenes horribles
han de ser ahuyentados a la fuerza.
No cabe ya más en tu ternura
una sola gota de abandono.

Te vas, incluso presente te vas
y fantaseas con soñadas aventuras,
las proezas que inverosímiles inventas,
no son más intangibles que toda tu verdad.
Aquella que nadie toca con las manos
que  ha sido por todos olvidada
y tragas sola como un amargo brebaje.

Pero aflora siempre en tus brillantes ojos
en toda la manera estridente de tu ruido,
esa incontenible ansia de devorarlo todo,
de arañar la espesa distancia con lo querido.
Y vuelves, siempre vuelves con tu luz.
Tu irónica empresa contra el desamor
se vuelve un desierto de flores arrancadas.

Todas las cicatrices que esconden tus tatuajes,
las palabras sin erres pronunciadas,
todos los regalos que no te fueron concedidos,
los vacíos en que han caído tus palabras.
Los recojo uno a uno para besarlos,
acunarlos delante de todas las miradas
como la loca más triste de todas las locas.

La vida que no llegó a ser vida,
la fuente vaciada hasta el cansancio,
la estela de todas las despedidas,
el círculo de estrellas en tu brazo.
Los recojo todos y cada uno, cada una.
Les beso la frente, los pies, las llagas,
me los quedo un segundo entre mis brazos.

Dulzura de todas las dulzura,
que jamás me ha dejado una sola herida,
cuando las nubes sean todas negras
y las puertas se vean cerradas
ven corriendo hasta mis brazos,
en mi regazo cabe todo entero
tu océano de agua salada.

.

.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ilka Oliva Corado
    Jun 07, 2013 @ 16:01:20

    Precioso. Usté se toma su tiempo para escribir verdad, creo que es el proceso lento en vos, como de esperar que la cáscara se vuelva brasa. Lo mío es de efervescencia. La foto de tu pintura me encanta, esa pintura es fenomenal, revolucionaria. Besos.

    Responder

  2. low
    May 27, 2014 @ 20:04:46

    una gota de sal y dulzura…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

chojesus

Poesias y pensamientos

El Quinto Patio

Mi espacio personal, la dimensión de mi pensamiento crítico. Nada del otro mundo...

la llaga

POESIA EXPUESTA

Ciencias Libertarias

Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente. Entonces, ¿qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: «Esto es mío y no vuestro»? Piotr Kropotkin

El Quinto Patio

Un vistazo a la realidad, en pocas palabras...

A %d blogueros les gusta esto: