Gemelos

Cuando el viento sople tus sienes y te lleve uno de mis silbidos

haré de tu pelo una fiesta,

donde bailarán mis deseos infantiles y se enredarán con los tuyos.

 

Bailaremos, bailaremos, como dos hojas en el agua de un rio…

a rodar, rodar sin ton ni son,

cantaremos, me encantarás, te cantaré,

seremos hoja y rio,

seremos dos cuerpos iguales en su desnudes,

arrullados en la tibieza del mundo y vueltos a nacer.

 

Con ojos nuevos no veremos la muerte venir,

amaneceremos sin miedo de lo que traiga

el otoño que nos vio nacer.

 

Desde aquel abrazo eterno convocaremos a los dioses a y a los demonios.

Rezaremos viejas plegarias agradeciendo por la cosecha de promesas

que sin creerlas nos tiñeron las mejillas

y alzaremos nuestras manos invocando al sol y la luna,

los astros disgregados,

las solitarias distancias que pueblan el cielo.

 

Comeremos, si comeremos,

repartiremos el pan y el vino sobre sabanas bordadas.

Y regaremos nuestros cuerpos sobre el mundo entero.

Los segundos en que dure la eternidad se evaporarán por siglos,

nos regalaremos a la dicha,

el tiempo nos rebasará antes que lleguemos donde no vamos,

y las promesas que se ha llevado el viento

serán todas devueltas a las bocas y a los corazones,

para esculpir un nuevo sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

chojesus

Poesias y pensamientos

El Quinto Patio

Mi espacio personal, la dimensión de mi pensamiento crítico. Nada del otro mundo...

la llaga

POESIA EXPUESTA

Ciencias Libertarias

Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente. Entonces, ¿qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: «Esto es mío y no vuestro»? Piotr Kropotkin

El Quinto Patio

Un vistazo a la realidad, en pocas palabras...

A %d blogueros les gusta esto: